Traumatología y Ortopedia

¿Qué es la Traumatología y Ortopedia?

Plantel Médico:


JEFE DE SERVICIO
Dr. Morán Alfredo - MP: 9830

ESPECIALISTAS
Dr. Toledo del Moral - MP: 18626
Dra. Zecchini Lorena - MP: 25331/2
Dr. Garnica Franco - MP: 29003
Dr. Zelaya Martin - MP: 33785

Dr. Agüero Gioda - Carlos MP.26254

ESPECIALISAS CONCURRENTES
Dr. Minitti Horacio - MP: 18946
Dr. Nuñez Gerardo - MP: 24011
Dr. Marco Rubén - MP: 12649
Dr. Mauras Julio Raúl - MP: 19576
Dr. Masquijo Julio - MP: 9660
Dr. Cabrerizo Luis Rubén - MP: 8722

 

Brindamos asistencia tanto adultos como a niños en todas  las patologías del aparato locomotor.

Cirugía Ortopédica y Traumatológica:

La cirugía ortopédica es una rama de la cirugía que se refiere a desórdenes del aparato locomotor, de sus partes musculares, óseas o articulares y sus lesiones agudas, crónicas, traumáticas, y recurrentes. Aparte de las consideraciones mecánicas, también se refiere a los factores de la patología, de la genética, de lo intrínseco, extrínsecos y biomecánicos implicados.

Terminología

Nicolas Andry de Boisregard acuñó en 1741 la palabra ortopedia, derivada de las palabras griegas  derecho (orthos) y niño (παιδεία). A la edad de 81 años publicó Ortopedia, o el arte de corregir y de prevenir deformidades en niños, como su nombre indica, la ortopedia comenzó con el tratamiento de niños lisiado. Ortopedia  se representa por un árbol atado a un poste para evitar su deformidad.
Formación


Los ortopedas son los médicos facultativos que han terminado el entrenamiento graduado en ortopedia. En Argentina, la especialidad se denomina Cirugía Ortopédica y Traumatología. El acceso es el mismo que para cualquier otra especialidad médica (por examen de oposición), tras haber cursado previamente los 6 años de la carrera de Medicina. En nuestro servicio la duración del período de residencia es de 4 años.

Historia:

Jean-Andre Venel estableció el primer instituto ortopédico en 1780, que era el primer hospital dedicado al tratamiento de las deformidades esqueléticas de los niños. Algunos lo consideran el padre de la ortopedia. Antonius Mathysen, cirujano militar holandés, inventó el yeso de París fechado en 1851.Como pasa en otros campos de la Medicina, muchos progresos en la cirugía ortopédica resultaron por experiencia durante tiempos de guerra, en los campos de batalla. La tracción y el entablillado fueron desarrollados durante Primera Guerra Mundial. El uso de clavos endomedulares fueron iniciados por el Dr. Kunchner de Alemania para los soldados alemanes heridos durante la Segunda Guerra Mundial .
La fijación externa de fracturas fue refinada por los cirujanos americanos durante la guerra de Vietnam, pero una contribución importante fue hecha por G. Ilizarov en la URSS.
David L. Macintosh, (Toronto, Canadá) inició la primera cirugía acertada para la reconstrucción del ligamento cruzado anterior roto de la rodilla.
Aunque había muchos precursores, el Reemplazo total de cadera moderno se asocia a sir Jhon Charnley en Inglaterra (años 60). Encontró que las superficies comunes se podrían sustituir por metal o implantes de polietileno de alta densidad fijados al hueso por cemento metíl metacrilato.
Los reemplazos de la rodilla fueron comenzados por Macintosh, Marmor para la osteoartritis, en los años 70. El reemplazo condilar moderno de la rodilla total fue desarrollado por el Dr. Jhon Insall y el Dr. Chitranjan Ranawat en Nueva York.La tendencia ahora está a la cirugía mínimamente invasiva en todas las formas de cirugía ortopédica. Particularmente importante para los atletas lesionados es el uso de herramientas artroscópicas desarrolladas por el Dr. Watanabe de Japón. Algunos niños desarrollan la curvatura de la espina dorsal (escoliosis).La cirugía de la escoliosis fue revolucionada por la introducción del Dr. Harrington de las barras de gancho.


En Argentina:


La cirugía argentina estuvo engalanada por brillante y talentosos cirujanos  que realizaban todas las cirugías y que luego se identificaron algunos como cirujanos ortopedistas. No podemos dejar de citar la influencia que tuvieron y que formaron verdaderas escuelas, con encumbrados discípulos distribuidos por todo el país a: Montes de Oca, Pirovano, Posadas, Castro, los hermanos Finochietto, Pedro Chuttro, Pepe Arce, y luego - ya identificados con la especialidad - a Luis Tamini, José Valls, Sgrosso, Carlos Ottolenghi, Rodolfo Ferré , Marcelo Fitte, Julio Piñeyro Sorondo, Guillermo Allende, Oscar Maróttoli, Francisco Arena, Arnoldo Didier, Isidoro Slullitel, Leoncio Fernández, Luis Petracchi, Domingo Múscolo, Valentín Martínez Mosquera, Carlos E. de Anquín, A. Fernandez Vocos,  por  citar sólo a unos pocos.(Algunos tuvimos el honor de "paladear" sus conocimientos, artes quirúrgicas y hombría de bien).

 

Campos de acción:

Lesiones traumáticas de columna y extremidades que afectan a:

Huesos: fracturas, epifisiólisis, etc.
Ligamentos y articulaciones: esguinces, luxaciones, artritis, etc
Músculos y tendones: rupturas hematomas, contusiones, tendinitis, etc.
Piel: heridas, colgajos, etc.

Tratamiento conservador:

Reducciones incruentas.
Vendajes blandos (compresivos; Velpeau, Robert-Jones etc).
Colocación de férulas y yesos.
Tracciones blandas o esqueléticas.

Tratamiento quirúrgico:

Los tratamientos quirúrgicos implican una acción sobre situaciones de mayor gravedad o que requieran cirugía como único medio de solución.

Cirugías reconstructivas de cadera y rodilla.
Cirugías de osteosíntesis.
ArtroscopÍas complejas.
Cirugías oncológicas.
Cirugía de columna.
Cirugía infantil.

El servicio cuenta con quirófano equipado con aparato de radioscopia (arco en “C”), disponible para dichas intervenciones.

 

Plasma rico en plaquetas: Usos en Traumatología

Deportistas de alto nivel y personalidades se han beneficiado de sus efectos regenerativos. El equipo médico constituido por especialistas en Ortopedia y Traumatología, Hematólogos y Hemoterapeutas junto con personal técnico en Hemoterapia de alto nivel científico, forman un grupo de especialistas certificados y entrenados en elaboración y aplicación del procedimiento con PRP.

Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es un tratamiento personalizado de regeneración tisular basado en factores de crecimiento plaquetarios que permite lograr un efecto prolongado, dado que su forma de actuar es regenerando el tejido y  eliminando temporalmente el dolor.

Este tratamiento innovador personalizado permite que en menos de 1 hora se proceda a la extracción de sangre y a la preparación del producto a inyectar en la zona afectada. Una vez realizado puede regresar a su actividad cotidiana, evitando la actividad deportiva en las primeras 48 horas.

El tratamiento dura de 2 a 3 meses. Luego los médicos evaluarán los resultados y determinarán si es necesario repetirlo, dependiendo de la severidad y duración de la lesión.
La mayoría de los pacientes requieren entre 3 a 5 aplicaciones de PRP.

El PRP ganó amplia popularidad en los EEUU y Europa, siendo utilizado con gran éxito en el mundo deportivo, en atletas de elite y reconocido como el tratamiento de elección en gran número de centros médicos.

Numerosos trabajos científicos presentados en Congresos de la Especialidad así como publicados en revistas desde hace mas de 20 años, demuestran un mayor nivel de eficacia con respecto a tratamientos quirúrgicos con las ventajas asociadas a menor costo económico, complicaciones infecciosas y días de internación.

¿En qué consiste la terapia con PRP?
Se extrae una cantidad de sangre venosa, la cual es centrifugada, separando las plaquetas que al ser activadas liberan los factores de crecimiento (FC), proteínas responsables de estimular la reparación del tejido afectado, donde se aplica acelerando en forma significativa la reparación de la lesión. El PRP es considerado la mejor alternativa a la cirugía en ruptura de tendones, ligamentos y músculos.


¿Por qué elegir este tratamiento en lugar de otras opciones?
PRP vs. inyección de corticoides:
El PRP ofrece la oportunidad de curar el área afectada y es una solución permanente. Los corticoides no se consideran una solución a largo plazo. Además, las infiltraciones repetidas de corticoides para controlar el dolor, pueden debilitar los tejidos infiltrados, y originar complicaciones severas en el curso post operatorio.


PRP vs. Cirugía:
Comparado con la cirugía, la terapia con PRP es mucho menos costosa, presenta menos riesgos de infección y una recuperación más rápida. Si una lesión o dolor es lo suficientemente severa para recurrir a cirugía, se debe considerar la terapia de PRP primero. Estas infiltraciones son menos invasivas y producen una mejoría permanente.


Mecanismo de acción del PRP:
Cuando su cuerpo ha sido lesionado o dañado se inicia una poderosa cascada de respuestas para la cicatrización de las heridas. La primera etapa es la formación de un coágulo plaquetario que libera proteínas que van a estimular la reproducción de células de la piel, hueso y otro tejidos.
Mitogénesis: ciertas lesiones sin embargo son resistentes a la cicatrización debido a una pérdida de flujo de sangre en el área lesionada, dando lugar al uso de este nuevo tratamiento de PRP que brinda factores de crecimiento directamente en el sitio a reparar (angiogénesis).
Numerosos trabajos (Sport Medicine) presentados en el mundo, avalan su eficacia y seguridad siendo el tratamiento ideal para reducir el tiempo de recuperación y retorno a su actividad habitual.

PRP en Ortopedia y Traumatologia, está indicado para el tratamiento de:

Hombro y codo:
• Tendinitis y ruptura parcial del manguito rotador.
• Codo de tenista y golfista (Epicondilitis y Epitrocleitis). •
Rupturas y desgarros de ligamentos.

Zona lumbar:
• Artrosis.

En cadera:
• Bursitis.
• Tendinitis y desgarros.
• Artrosis.
• Lesiones condrales.
• Sacroileitis (dolor sacroilíaco).

En rodilla:
• Tendinitis - tendinosis.
• Lesiones ligamentarias o meniscales.
• Osteocondritis.
• Artrosis.
• Bursitis.

En pie y tobillo:
• Fascitis plantar.
• Tendinitis Aquiliana.
• Esguince de tobillo.
• Bursitis.
• Ruptura parcial de Aquiles.
• Osteocondrítis.